Noticias

>

Noticias sobre el mercado inmobiliario

Cómo vender y tasar mi piso

Cómo vender y tasar mi piso

Es probable que estés pensando en vender tu piso y no sepas bien cómo tienes que hacerlo. Puede que no tengas claro si quieres buscar la ayuda de un profesional o hacerlo por ti mismo. Sea cual sea tu decisión antes de empezar será necesario que lo tases. De este modo conocerás el valor real de la vivienda y sabrás cuánto puedes sacar por ella. Hay que saber distinguir entre lo que queremos y lo que realmente vale.

Desde Inmobiliaria punto Barcelona vamos a ofrecerte los pasos a seguir para que sepas cómo vender y tasar tu piso. De este modo te resultará mucho más sencillo conseguir una oferta por él. ¿Te gustaría saber más? En ese caso, sigue leyendo.

Pasos a seguir para vender y tasar mi piso

Para poder poner un piso a la venta, independientemente de que se haga de manera particular o con ayuda de una agencia, hay que superar una serie de trámites administrativos. Para cumplir con ellos tendrás que contar con la ayuda de profesionales. Desde arquitectos o ingenieros, pasando por abogados, agentes inmobiliarios y gestores.

Documentación necesaria

El papeleo es parte fundamental de la venta de un piso. Muchos acuden a agencias inmobiliarias para que se encarguen de todo. Otros prefieren contar con la ayuda de abogados. Estos son básicamente los documentos que vas a necesitar:

  • Escrituras del piso
  • Copia de los Estatutos de la Comunidad de Propietarios
  • Las últimas facturas de los suministros que demuestren que todos los pagos están al día
  • Certificado por medio del cual corroborar que tanto el impuesto de basuras como el IBI están al día.

Solicitar el certificado de eficiencia energética

Hace ya varios años que es obligatorio contar con el certificado de eficiencia energética cuando se quiere vender o alquilar un inmueble. El Real Decreto 235/2013 para la certificación de la eficiencia energética así lo indica.

Por suerte se trata de un trámite muy rápido de resolver. Solo es necesario contactar con un técnico que visite la vivienda para comprobar su eficiencia energética. Pasados unos días ya dispondrás del certificado y de la calificación energética del inmueble. En cuanto a la etiqueta energética hay ciertas comunidades autónomas que tardan hasta 3 meses en darla.

Contar con la cédula de habitabilidad

No se puede vender ningún inmueble si no dispone de esta cédula. La cédula de habitabilidad es la que confirma que la vivienda cumple con las normativas establecidas en cuanto a higiene, seguridad y salubridad para que pueda ser habitada. El ayuntamiento es el encargado de proporcionar la cédula de habitabilidad de primera o segunda ocupación. Para que la tramite hay que contratar a un técnico que realice un informe. Si el inmueble ya cuenta con esta licencia y aún no ha caducado, no será necesario que emitas otra. Si no la tienes a mano siempre se puede solicitar un duplicado.

En caso de que la cédula haya caducado sí será necesario que un técnico compruebe de nuevo que la vivienda cumple con las condiciones de habitabilidad que marca la ley.

Tasar la vivienda

Sin duda uno de los requisitos imprescindibles para poder vender un inmueble es tasarlo. Esta tasación no es la misma que se lleva a cabo cuando se solicita una hipoteca. Esta tasación sirve para saber el valor real de mercado del inmueble y poder poner un precio justo por él. Los arquitectos, los arquitectos técnicos o los ingenieros son los expertos encargados de realizar esta tasación.

Pasos para tasar mi vivienda

La tasación se ha de hacer en función de unos criterios establecidos por el Ministerio de Economía y Hacienda a través de una normativa. Esta normativa recoge criterios de diferente tipo. Por ejemplo legales, físicos o técnicos. Los criterios a revisar son los siguientes:

  • Estado en el que se encuentra el edificio en sí. No es lo mismo vender un piso dentro de un edificio rehabilitado que otro que se encuentra en un edificio son rehabilitar. Entre los elementos que valora el tasado se encuentra el revisar si el edificio ha pasado la ITE, el estado en el que se encuentra la fachada o los balcones, etcétera.
  • El estado del propio piso. Cuanto mejor sea el estado de la vivienda mayor será su precio. Un piso a reformar siempre será más barato que otro que ya ha sido reformado y está para entrar a vivir.
  • Superficie. Se ha de valorar tanto la superficie útil como la total. Igualmente el valor de los metros cuadrados dependerá del estado en el que se encuentre la vivienda. No pueden tener el mismo precio los metros cuadrados de una vivienda bien cuidada que de otra que hay que reformar. Tampoco se contabilizan igual aquellos pisos que tienen una buena distribución que los que pierden muchos metros cuadrados en una planta mal diseñada.
  • La distribución. Como explicábamos unas líneas más arriba no se valora igual un piso muy grande que pierde gran parte de su espacio útil en pasillos y espacios ciegos que otro que cuenta con una buena distribución. Muchas veces un piso más pequeño y bien distribuido tiene un valor superior a otro más grande pero con mala distribución.
  • Ubicación. La ubicación es un factor determinante para tasar una vivienda. Si esta se localiza en un buen barrio el precio del metro cuadrado será mayor que si se encuentra en una zona aislada y poco valorada.
  • Orientación. Tan importante como la ubicación es la orientación. Las orientaciones que ofrecen mayor iluminación natural tienen un precio más alto. Si a esto le sumas unas buenas vistas el valor todavía se incrementa más.
  • Ventanas y ascensores. Que un piso disponga de ascensor es un plus que lo revaloriza enormemente. No hay que olvidar que todos los edificios con residentes mayores de70 años o con movilidad reducida están obligados por la Ley de Propiedad Horizontal a instalar ascensores. Esto puede suponer una carga extra para los futuros compradores. En cuanto a las ventanas disponer de un buen aislamiento térmico con ventanas de climalit y doble acristalamiento sube el precio de los inmuebles.

Además de revisar todos estos factores en esta tasación el técnico se encarga de comprobar que los datos catastrales y registrales coincidan con la realidad.

El precio por tasar una vivienda puede ir desde los 90 € hasta los 500 €. El tamaño, la ubicación, el régimen jurídico y el uso del inmueble son algunos de los factores que determinan el precio de la tasación.

Si quieres tener más información sobre vender un piso no dejes de visitar el apartado de noticias de nuestra web. Por ejemplo pueden resultarte interesantes las Cosas a tener en cuenta antes de comprar una vivienda.

949 Comments