Noticias

>

Noticias sobre el mercado inmobiliario

Cómo aumentar el valor de tu vivienda

Cómo aumentar valor vivienda

Muchos propietarios se decantan por la venta o el alquiler de viviendas de segunda mano. Es un método eficaz para obtener capital inmediato o ingreses estables. Sin embargo no todos sabes cómo conseguir más beneficios por ellas. Desde Inmobiliaria punto Barcelona queremos ayudarte ofreciéndote las mejores ideas para aumentar el valor de tu vivienda. Esperamos que te sirvan de ayuda para sacar el máximo partido a tu propiedad. ¡Comencemos!

Consejos para aumentar el valor de tu vivienda

Sin duda alguna la forma más segura de aumentar el valor de tu vivienda es apostar por la regla de las tres patas. Esta es: reformar, renovar y decorar. Veamos cada una de estas reglas con más calma.

Reformar

Una casa en mal estado significa hacer que el futuro propietario o inquilino pelee por el precio y lo baje. Lo más normal, si se trata de alquiler, es que, a no ser que tenga una necesidad extrema, ni siquiera le interese. Y en el caso de decantarse por ella no tratará la vivienda precisamente con respeto y cariño. Algo que no puede sorprendernos si las condiciones de entrega eran malas.

De ahí la importancia de la regla de reformar. Asegúrate de que todo esté en buen estado y de que resulte funcional. Dentro de las acciones que más dinero pueden hacerte ganar se encuentran las siguientes:

  • Eliminar o añadir habitaciones. Todo depende del tamaño de la vivienda. Si es muy pequeña es mejor optar por un diseño diáfano. Sin embargo antes de liarse a tirar o poner tabiques hay que estudiar qué es lo que más se demanda en esa zona.
  • Quitar o añadir baños. Los cuartos de baño extra suelen incrementar el precio de un inmueble. Sin embargo si son muy pequeños y poco funcionales solo le restan valor. En ese caso, si hay varios, es mejor deshacerse de los que no resulten interesantes y ganar metros cuadrados en otra zona de la vivienda.
  • Convertir los rincones inservibles en armarios empotrados. El almacenaje es vital en cualquier casa. Si puedes, convierte cualquier rincón que carezca de utilidad en un armario empotrado.
  • Vigilar los cerramientos. El aislamiento de una vivienda es vital y mejorarla la eficiencia energética de la misma. Si tus ventanas y cerramientos son muy antiguos decántate por cambiarlos. Suele haber ayudas estatales que hacen que estas reformas sean mucho más económicas.

Renovar espacios

Hay ciertos espacios que llaman la atención rápidamente de los futuros inquilinos o compradores. El encontrar estas áreas en mal estado suele ser determinante para bajar los precios pues implican obras muy caras. De ahí que si tienes que darle un lavado de cara a tu vivienda sea interesante empezar renovando los siguientes espacios:

  • Suelos. Un suelo viejo y en malas condiciones no hace más que restar valor a una propiedad. Hoy en día se pueden cambiar con facilidad por todo tipo de opciones de mayor o menor precio. Puedes decantarte por los suelos vinílicos, las tarimas flotantes, el gres, la cerámica e incluso los suelos autonivelantes. En caso de que la vivienda tenga buenos suelos lo mejor es mantenerlos y cuidarlos.
  • Puertas. Las puertas antiguas deslucen mucho una vivienda. SI las tuyas se encuentran en buen estado pero se han quedado anticuadas puedes decantarte por su lacado y por cambiar los tiradores para que tengan un aire más moderno. Si son muy antiguas y no están en buen estado es mejor sustituirlas por unas nuevas.
  • Cuartos de baño. Un cuarto de baño anticuado echa para atrás a la mayor parte de los posibles interesados. Meterse en una reforma amplia en este espacio puede ser muy caro, aunque pueden llevarse a cabo ciertas renovaciones que no supongan un gran desembolso de dinero. Desde pintar los azulejos y los suelos, renovar las tapas de los sanitarios, cambiar el mueble de lavabo y las luces…
  • La cocina. La cocina, al igual que el cuarto de baño, es una pieza que ha de estar en perfectas condiciones. No tienes por qué gastarte una gran cantidad pero has de asegurarte de que tanto los muebles como los suelos y azulejos estén en buen estado. Puedes modernizar los muebles pintando las puertas y cambiando los tiradores y añadir electrodomésticos de relativa calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llama Ahora
Contáctanos