Noticias

Noticias sobre el mercado inmobiliario

Aumenta la recaudación en Cataluña por el impuesto sobre los pisos vacíos

impuesto sobre los pisos vacíos

El impuesto sobre los pisos vacíos está siendo un verdadero éxito en Cataluña. Su recaudación ha conseguido aumentar los ingresos de la Agencia Tributaria que se esperaban para el año 2017. De hecho, únicamente durante los primeros seis meses del año la recaudación de este impuesto ha superado la cantidad presupuestada para esta partida.

De los 18.5 millones previstos para todo 2017, en este primer semestre del año el impuesto sobre los pisos vacíos lleva ya recaudados 18.8 millones de euros. Una cifra que supera en un 63 por ciento lo que se recaudó durante las mismas fechas en el anterior ejercicio fiscal.

Cómo funciona el impuesto sobre los pisos vacíos de Cataluña

Este impuesto, que arrancó el año 2015, pretende acabar con una situación que se ha llegado a convertir en un verdadero problema en Cataluña: los pisos vacíos. Por medio de este impuesto se aplica un cobro sobre:

  • Aquellos inmuebles que llevan más de dos años vacíos sin ningún tipo de justificación.
  • Aquellos inmuebles que pertenecen exclusivamente a personas jurídicas. Por ejemplo a bancos o inmobiliarias. Además de quedar exentos de dicho tributo las personas físicas, también esta exención se aplica sobre las viviendas que se encuentran en zonas de poca demanda.

Se trata de un impuesto de tipo escalonado en función de la superficie del inmueble. Esto implica que el pago pueda ir desde los 10 € el metro cuadrado a los 30 €.

Trata de un impuesto con valor social que pretende desbloquear aquellas viviendas que bancos e inmobiliarias tienen inmovilizadas. La intención es aumentar el alquiler y la venta y reducir el stock de pisos vacíos que hay en Cataluña. No hay que olvidar que tan solo en Barcelona se han registrado más de 270 pisos vacíos y parados pertenecientes a bancos o inmobiliarias.

¿A dónde va destinado este importe y quien se financia con el?

El importe que este impuesto recauda se destina a financiar actuaciones protegidas para los planes de vivienda. Además, se prioriza que estos planes de vivienda se lleven a cabo en los lugares donde se han ido recaudando las cantidades.

Aunque hoy en día este tributo está funcionando muy bien, a sus comienzos fue recurrido por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional. Según el Gobierno este impuesto entraba en conflicto con la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En esta ley ya se encontraba la opción de aplicar un 50 por ciento de recargo en el IBI si se contemplaban las circunstancias que cubre el actual impuesto sobre los pisos vacíos.

Esto supuso que el impuesto sobre los pisos vacíos quedará suspendido temporalmente hasta que el tribunal dio la razón a Cataluña para poder aplicarlo.

¿Por qué ha aumentado tanto la recaudación del impuesto sobre los pisos vacíos durante 2017?

Este aumento tan vertiginoso de la recaudación está directamente relacionado con la ampliación de viviendas que se ven afectadas por él. Al ampliarse y acreditarse las zonas que son consideradas de demanda residencial fuerte, el impuesto ha visto aumentado el número de viviendas de forma considerable. En total se ha pasado de aplicarse sobre 72 municipios a 234.

Teniendo en cuenta que en mayo de 2016 se registraban un total de 46.000 pisos pertenecientes a inmobiliarias y bancos en esos 72 municipios, no es de extrañar que al aumentar el número de municipios a 234 el número de viviendas que han de cubrir este tributo haya crecido considerablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *